Todos tenemos sueños. Pero para convertir los sueños en realidad, se necesita una gran cantidad de determinación, dedicación, autodisciplina y esfuerzo 

Jesse Owens (Atleta estadounidense, 1913-1980)

James Cleveland «Jesse» Owens (Oakville, Alabama, Estados Unidos, 12 de septiembre de 1913-Tucson, Arizona, Estados Unidos, 31 de marzo de 1980) fue un atleta estadounidense. En los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 ganó fama internacional al conquistar cuatro medallas de oro en las pruebas de 100 m, 200 m, salto de longitud y la carrera de relevos 4×100 m.

En su apogeo fue considerado como «el mejor y más reconocido atleta de la historia».​Unas de sus hazañas más considerables fueron la consecución de tres récords mundiales, y el igualar otra marca absoluta durante la competición de la Big Ten Conferencedel año 1935.

El premio Jesse Owens es el reconocimiento más significativo de USA Track and Field por el mejor atleta de pista y campo del año.

En la vida real, las metas conseguidas no son mas que nuevos puntos de partida para seguir avanzando.

Enrique Conde (Creador de www.meditaldia.com)

“Nulla dies sine meditatione”, actualmente Meditáldia, surge de la decisión de uno de sus creadores (Enrique) de encontrar un ratito cada día para pensar, mirarse hacia adentro, aterrizar en el suelo para abandonar los problemas cotidianos y centrar su vida en lo verdaderamente importante.
La excusa era una cita que empezó a compartir con los amigos por correo electrónico, la lista de distribución creció y creció, por nuevas amistades, re-envios, peticiones y el boca a boca. Para aquellos que se lo perdían por problemas informáticos, decidimos crear una presencia en la red mediante el grupo de “msngroups”. Entre esos amigos, hubo uno de ellos muy especial (Luis) que se identificó con la idea y se puso a enriquecerla convirtiéndola en suya. De manera espontánea, de nuestras conversaciones, y viendo la dimensión que tomaba el grupo, se pensó en la posibilidad de hacerlo en forma de web y ampliar sus contenidos y objetivos. Lo que tenga que ser, será… la única intención es arrancar una sonrisa, un suspiro, un “es verdad”, un “hoy puedo” o un “tengo razones para dejar de sufrir”.