Un hombre que es un maestro de la paciencia es maestro de todo lo demás

George Savile (Escritor y político inglés, 1633-1695)


George Savile, 1er marqués de Halifax fue un estadista, escritor y político inglés. Tomó parte activa en el Parlamento de la aprobación de la Ley de los ensayos de 1673. Y en 1679 Halifax se convirtió en un miembro de la recién constituido Consejo Privado. Halifax fue privado de gran parte de su poder y relegado a la Presidencia del Consejo. Halifax participó activamente en la revolución de 1688, y presidió el Consejo de los Lores que organizó la sucesión de William y Mary. Ocupó varios encargos como: Vizconde Halifax y barón de Savile eland (1667–1695), Marqués de Halifax (1682–1695) y Custodio de la Rotulorum West Riding of Yorkshire (1689–1695). De sus obras más destacadas se encuentran: El carácter de una Trimmer (1684 o 1685) y  Carta a un disidente (1687)

Tarde o temprano, el hombre descubre que él es el jardinero maestro de su alma, el director de su vida

James Allen (Escritor y filósofo británico, 1864-1912)

James Allen (28 de noviembre, 1864 – 1912) fue un escritor filosófico británico conocido por sus libros inspiracionales y de poesía, y por haber sido un pionero en el movimiento de autoayuda. Su trabajo mejor conocido, Como piensa un hombre (original en inglés As a man thinketh), ha sido masivamente divulgado desde su publicación en 1903. Dicho libro ha sido una fuente de inspiración para autores de la autoayuda y la motivación.

Un buen padre vale por cien maestros

Jean-Jacques Rousseau (Filósofo suizo, 1712-1778)

Jean-Jacques Rousseau (Ginebra, Suiza, 28 de junio de 1712 – Ermenonville, Francia, 2 de julio de 1778), también conocido como Juan Jacobo Rousseau, fue un polímata: escritor, filósofo, músico, botánico y naturalista franco-helvético definido como un ilustrado; a pesar de las profundas contradicciones que lo separaron de los principales representantes de la Ilustración.

Las ideas políticas de Rousseau influyeron en gran medida en la Revolución francesa, el desarrollo de las teorías republicanas y el crecimiento del nacionalismo. Su herencia de pensador radical y revolucionario está probablemente mejor expresada en sus dos frases más célebres, una contenida en El contrato social: «El hombre nace libre, pero en todos lados está encadenado»; la otra, presente en su Emilio, o De la educación: «El hombre es bueno por naturaleza», de ahí parte su idea de la posibilidad de la educación.