Podemos decir que estamos realmente vivos, solamente en esos momentos en que nuestros corazones son conscientes de nuestros tesoros.

Thornton Niven Wilder (Escritor estadounidense, 1897-1975)

Thornton Niven Wilder (1897 – 1975) fue un dramaturgo y novelista estadounidense.

En 1926, Wilder escribe su primera novela, The Cabala (La Cábala). En 1927, la novela The Bridge of San Luis Rey (El Puente de San Luis Rey) le trajo grandes satisfacciones económicas y el premio Pulitzer de Narrativa en 1928. En 1938 vuelve a ganar el Pulitzer de teatro por su obra dramática Our Town (Nuestra Ciudad) una emocionante visión de la vida en una ciudad pequeña ficticia situada en New Hampshire y otra vez en 1943 con la obra The Skin of Our Teeth (La Piel de nuestros dientes).

Vivimos en la mente; y la mente sólo nos puede devolver lo que pensamos.

Ernest Holmes Shurtleff  (Escritor estadounidense, 1887 -1960)

Ernest Holmes Shurtleff  (1887 -1960), fue un escritor estadounidense, fundador de un movimiento conocido como Ciencias Religiosas, también conocido como «Ciencia de la Mente», una parte del movimiento Nuevo Pensamiento. Sus libros así como su ciencia de la mente, han inspirado e influido a muchas generaciones de profesores y estudiantes de metafísica. Su influencia más allá del movimiento ‘Nuevo pensamiento’ puede verse en el movimiento de la auto ayuda.

Ayer es pasado, mañana no hay certezas. Vive hoy.

Leon Battista Alberti (Sacerdote humanista italiano, 1404-1472)

León Battista Alberti (14 de febrero de 1404 Génova, 20 de abril de 1472
Roma) sacerdote, matemático, músico, lingüista y poeta italiano, una de las figuras artísticas más polifacéticas del Renacimiento.

Tras la muerte de su padre en 1421, León Battista Alberti tuvo fuertes diferencias con la familia, a lo que se unieron problemas de tipo económico que lo impulsaron a tomar los votos religiosos.En 1432 fue nombrado secretario del papa Eugenio IV y durante su primera estancia en Roma (1432-1434), se inició en el estudio de la arquitectura clásica.

Se mostró constantemente interesado por la búsqueda de reglas, tanto teóricas como prácticas, capaces de orientar el trabajo de los artistas, además de participar plenamente en la vida literaria florentina, y defender el uso del italiano frente al latín.