La única alegría en el mundo es comenzar. Es hermoso vivir porque vivir es comenzar, siempre, a cada instante.

Cesare Pavese (Escritor italiano, 1908-1950)

Cesare Pavese (Santo Stefano Belbo, 9 de septiembre de 1908 – Turín, 27 de agosto de 1950), fue un escritor italiano, uno de los más importantes del siglo XX.

Pavese surge como poeta en 1936, con Trabajar cansa (Lavorare stanca). La recopilación se reedita en 1943, añadiendo treinta y un poemas y suprimiendo seis. En pleno periodo hermético Pavese toma el camino de la poesía narrativa (ritmos narrativos, tono coloquial, ciudad…). La experiencia narrativa produce un verso alargado y de amplia cadencia (decasílabo alargado a trece sílabas).

La vitalidad se revela no solamente en la capacidad de persistir sino en la de volver a empezar.

Francis Scott Fitzgerald (Novelista estadounidense, 1896-1940)

Francis Scott Key Fitzgerald (Saint Paul, 24 de septiembre de 1896 – Hollywood, California, 21 de diciembre de 1940) fue un novelista estadounidense de la «época del jazz».

Su obra es el reflejo, desde una elevada óptica literaria, de los problemas de la juventud de su país en los años que siguieron a la Primera Guerra Mundial. En sus novelas expresa el desencanto de los privilegiados jóvenes de su generación que arrastraban su lasitud entre el jazz y la ginebra (A este lado del paraíso, 1920), en Europa en la Costa Azul (Suave es la noche, 1934), o en el fascinante decorado de las ciudades estadounidenses (El gran Gatsby, 1925).

Ninguna edad o época de la vida, ninguna posición o circunstancia, tiene el monopolio del éxito. ¡Cualquier momento es bueno para empezar!

Marguerite Gérard (Pintora francesa, 1761-1837)

Marguerite Gérard (Grasse, 1761 – París, 1837) fue una pintora francesa.

Hija del perfumero de Grasse Claude Gérard, fue cuñada de Jean Honoré Fragonard y alumna y colaboradora de este último.

Cuando el recargado estilo rococó estaba empezando a dar sus últimos coletazos, Marguerite, convertida en pintora profesional y exhibiendo sus obras en los principales salones de París, se decantó por un estilo sencillo, no recargado. Sus lienzos plasmaron la vida de la burguesía y la aristocracia parisina llegando incluso a pintar para el mismísimo Napoleón Bonaparte.

De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido.

Facundo Cabral (Cantautor y poeta argentino, 1937-2011)